Ir al contenido principal

Vómito de bebé

Bueno, acá, como vómito de bebé, mi enfado con el 34 global.

Somos brutos. Brutos de lo más elementales. Y si no está el bruto está la soberbia nacional que trata de compensar la ecuación.

-“¡No digas eso! ¡Somos un pueblo Grande y Maravilloso!!”

Es patético, como estar entre monos que compiten y compiten y lo importante es ganar, porque si pierdo, voy a ser el tonto. Y nadie quiere serlo, todos quieren ser reyes monos, burros, irrrespetuosos, pero reyes al fin y al cabo. O políticos dialogantes que no paran de opinar y opinar... En cuanto pasa algo ya saltan las defensas. Mucha herida.

Hoy siento un desprecio por este país que no había sentido nunca. Le veo primitivo defendiendo su identidad, y me parece tan patético…. tan herido, tan bruto, tan ancestral, tan idiota!!! Defenderse, defenderse, defenderse... Son muy pocos los que se atreven a dejarse desmantelar, porque la tendencia es a la defensa y refinamiento de la identidad, a defender lo propio, aunque eso propio me esté esclavizando, aunque eso propio sea una mierda, pero defender lo propio, no me vayas a tomar por alguien que no sabe defenderse, ¡¡¡¡no me vayas a tomar por tonto!!!! No te metas con mi identidad!!!

Miro los toros y digo “¡dios! esto es medieval!”, veo a la gente beber y comer y parecen vikingos, veo a la gente en manada a las playas, en manada a hacer un turismo sin enterarse de lo que ven, porque la cámara y el selfie están antes que el lugar, que mirar con los ojos abiertos y VER..., Gente bruta, muy bruta, ¡¡¡¡pidiendo que se les respete!!!!!!! ¡¡¡¡cuando te pasan por delante y te arrasan!!!!! Te arrasan con las mismas pancartas con las que piden respeto. Te arrasan con la fuerza con la que piden sus derechos. ¿Esto es solo 34???? Nooo!!! es el género humano. Por supuesto.

Gente que se quiere cargar la cultura, porque no la entiende, gente sin sensibilidad, gente que defiende su mediocridad porque le parece una amenaza el mayor nivel de coherencia y sensibilidad de otros. En lugar de abrirse a aprender de la coherencia de otro, me cierro a imponerte mi brutalidad. ¡¡¡Porque no somos menos que ellos!!!

Mucha defensa de lo propio, mucho tomar como propio lo que es transferencia propietaria de la Tierra. Mucho no querer SOLTAR la propiedad de las virtudes, porque queremos ponerles etiqueta, frontera y nombre. ¡¡¡¡Mucha Identidad!!!!! Pero entonces, ¿qué hacemos con los defectos? porque son la misma cosa. Con toda esta rudeza y brutalidad que viene en el paquete de las virtudes y los potenciales ¿qué hacemos? ¿nos lo quitamos de encima? ¿que lo asuman otros al combustible, al Pasado? Porque sí, somos capaces de dar a la luz el siglo de oro de la literatura, pero también somos capaces de la mayor de las rudezas entre unos y otros, como es una guerra civil.

Parece que no entendimos aún que los potenciales se desarrollan asumiendo los errores que implican en su desarrollo, asumiendo el Pasado como combustible, porque somos expertos en taparlos, y guardamos una bomba (34) debajo de nuestras faldas, bomba de mierda no asumida, que acaba explotándonos encima, porque siempre queremos que sea otro el que asuma lo que yo no me atrevo a asumir.

Claro, que nos encanta juzgar los errores ajenos, asi que, la tendencia es a esconder los propios, no vayan a tratar mis errores tan despreciablemente como trato yo a los de los demás. No me arriesgo, y tapo... me voy de tapas... a hablar al pedo de política, sin saber, y a ponerme fino de vino. A solucionar lo que los políticos no saben, a criticarlos, porque yo sí sé lo que habría que hacerse, pero no tengo los webos de exponerme a la opinión pública, así que, lo digo en el bar, entre amigos. Es siempre más lindo criticar la incompetencia de los demás, EN PRIVADO, pero de asumir la propia ni hablamos.

A mí también hoy me gustaría dejar de ser 34, pero no se puede, porque va en el vehículo, porque es de la Tierra misma, con sus virtudes, con sus defectos, con su rudeza de Pasado y con su extraordinario brillo de Futuro. Va en el vehículo humano, independientemente del territorio que se pise. También siento esas ganas de quitarme el título de encima, de largarme muy muy lejos de aquí, a cualquier parte, porque me aprieta mucho mi propia identidad. Ganas de "derivar la mierda a otro". Así que, entiendo ese impulso. Pero el Pasado nos pertenece a todos, y reacomodar las referencias al Futuro implica ASUMIR ese Pasado que hemos generado entre todos, por mucho que nos incomode.

Me gustaría ver el potencial, como veo casi siempre, alucinada con las posibilidades que se ven desde el Futuro para esta frecuencia fascinante a la cual AMO profundamente, no como país, sino como frecuencia y territorio de la Tierra, no la amo identitariamente, no amo su bandera, ni a sus costumbres, ni a sus tradiciones, sino que amo lo que hay más abajo de todo lo que se ve, y por eso, asumo la mierda que implica su potencial, pero hoy me toca ver la realidad, y la veo así.

Justamente, me toca ver mi propia FRONTERA, y la expongo, no para afianzarla, sino para expandirla. La expongo y la suelto, que se oxigene y se renueve. Asumiendo esta rudeza, no voy a colorearla, ni a maquillarla, ni a juzgarla, ni a fingir que es de otra forma, o que es cosa de otros, y a mirar a esos otros que la manifiestan por encima del hombro, ni a mirar para otro lado. Porto esta perspectiva y la expongo. Solo asumir tal y como la veo. Que sea la Tierra la que la refine. Ya la hemos maquillado demasiado tiempo con taaaaanta Identidad.

Comentarios

  1. Gracias asi logre ver este 52 estos dias de independencia, pero tambien pude comprender su rol frecuencial y el de varias frecuencias en esta tierra, eso me ocasiono un gran vertigo que todavia estoy procesando pero a pesar de la gran incomodidad me siento tranquila. Ver la realidad sin maquillaje me muestra todos mis puntos ciegos y el gran regalo es q ya no siento culpa.
    Gracias por expresarlo tan claramente .

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir lo expresado claro y contundentemente. Después de leerlo, llegó a mi mente la imagen que vi en la televisión después del sismo en Chiapas. Las personas acostadas en hamacas, esperando y exigiendo ayuda. Esto me hizo pensar que somos incapaces de vernos incluidos en los sucesos, sólo viendo hacia afuera, culpo, señalo, espero que sea otro el que se haga cargo de la situación. Es nuestro “coco” interno, cómo bebé asustado o nuestro “coco” que decimos cuándo algo no entendemos. La misma palabra la usamos con dos acepciones diferentes juntando los dos “cocos” es el miedo a entender y para esto, tienes que “ver” primero.
    Los 52 tenemos una lógica impecable, sin embargo nos falta ese (34) Ver el diseño y la estructura que nos tiene atrapados.
    Éste mes Septiembre (9) México ha vivido huracanes en éste y oeste. Al norte: amenazas, manipulaciones groseras de nuestro vecino del norte; al sur: terremotos y al centro se abre la tierra en “socavones”, quizá la Tierra nos mueva a ir al centro de nosotros mismos, para poder finalmente “vernos” tal y cómo somos. Disponible…………

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los peligros en el sistema económico

Es impresionante a veces lo que nos aleja de la evidencia, el tratar de sostener nuestros argumentos. Sostener la veracidad de los modelos lógicos que utilizamos, sostener nuestras razones, porque sostienen, a su vez, estructuras económicas con las que las personas sobreviven.

Hoy leía esta noticia en la que se relaciona a la psicosis y la esquizofrenia con el consumo del cannabis. http://www.elcorreo.com/sociedad/mitad-jovenes-psicosis-20180324222948-nt.html?edtn=bizkaia Es decir, al “medio” que se utiliza para tratar de calmar un vacío, de sustituir un faltante, se le considera la causa del síntoma. No solemos ir a lo profundo de ese vacío, de ese faltante, como causa primaria del consumo de ese cannabis, sino que externalizamos los daños, porque es realmente conveniente para generar todo tipo de proyectos en los que se vende la curación de la adicción, lo que no hace más que abrir otras adicciones sustitutas. Adicto a los programas de salir de la adicción.

Con la enfermedad físic…

Ri-que-za

Lo importante no es lo material, es el amor”... hermoso ¿no? o pasteloso, dependiendo de quien lo mire. Tenemos infinidad de frases que, si bien apuntan a algo sólido, si no tenemos la base real de aquello a donde apuntan, se convierten en una contradicción en el ser humano, que, si bien parece creer en ellas, no se corresponde la coherencia con su realidad.

El acceso a tener conciencia de los parámetros lógicos que conforman el espacio-tiempo es algo completamente diferente, porque nos ofrece bases sólidas para reconocer que la Riqueza (101) es, efectivamente, el acceso a esta conciencia espacio-temporal, y no los elementos materiales que tengo en el contexto. No es un convencimiento, no se precisa “creer” en ello para “crear”. Quien resuena y tiene esta disponibilidad, va a encontrar un Interés profundo, apabullante, por este tipo de invitación a descubrir lo que hay detrás de la construcción de su vida, del espacio-tiempo, aunque no entienda muchas cosas. Abrirse al futuro implica…

Poker Face

Poker Face
Carita de Poker...

“Memorias de cuando Me moría de Ri-sa”


La importancia del tema del “intermediario represor” que busca cambiar de lógica por NEGACIÓN de la lógica de pasado, es un tema que en estos momentos me fascina y quiero ir compartiendo... puede que sea un libro... ya se verá...
Comencemos con un ejemplo: mi hermana mayor siempre contaba una anécdota del cole.  Al finalizar una clase de gimnasia, encontraron en los vestuarios unas zapatillas de deporte que alguna niña se había, al parecer, dejado olvidadas. Entre ella y otras amigas, se quedaron un buen rato partiéndose el culo (traducción: mucha mucha risa) de la despistada que se había dejado las zapatillas en el medio de los vestuarios. Cuando mi hermana llegó a casa mi madre le preguntó: “¿Y tus zapatillas?”... y como diría Lady Gaga, mi hermana se quedó “poker face”, con carita de poker y una anécdota que contar, con la que nos reíamos una y otra vez.
Esto me da pie a poder mirar con ternurilla a ese figurín que s…