Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

La conciencia de la comida

Imagen
Hoy en día, en los lugares en los que vivimos, estamos acostumbrados a que la comida aparezca con facilidad. Solo hace falta ir a un supermercado y comprar la mercancía. Sin embargo, para millones de personas en el mundo, esto no es así. La escasez y el hambre que sufre la población mundial en estos tiempos, es avergonzante para el ser humano. El problema de la miseria y el hambre en el mundo es una cuestión que siempre nos queda lejos, a la que parecemos ignorar porque pensamos que no podemos hacer nada por ayudar. Sin embargo, sí podemos mejorar nuestra actitud frente a esta situación. La toma de conciencia seria y profunda de la necesidad y el sufrimiento que están viviendo estas personas, es un primer paso. Esta conciencia, si es real, nos hará ser más agradecidos y cuidadosos con los alimentos que ingerimos. Poco a poco, seremos más considerados a la hora de “tirar” sobrantes y, sobre todo, a la hora de comprar comida de más. Todos estos actos suman a la hora de trabajar en favor…

¡Ellos mandan hoy... porque tú obedeces!

Esta frase de Mario Camus es la que abre mi última novela. En realidad, abre toda una etapa de mi vida, desde el momento en el que me di cuenta de mi propia responsabilidad en los asuntos que nos afectan a todos.
Hoy en día es muy sencillo llevarse el favor del público, alentar a las masas a la protesta en las calles, poner unos carteles "en contra de" en los muros de las redes sociales, y adherirse a cualquier idea que encuentre un culpable a quien apedrear. Pero no es tan fácil escuchar la propia responsabilidad en este asunto. No es tan fácil escuchar que aquellos bancos tan malvados se alimentaron, también, de nuestra propia avaricia, de nuestro deseo de acumulación que, al igual que el banco, tenemos.
Todo el mundo busca un pensamiento al que engancharse y sobre el cual descargar su ira, una ira que genera violencia, una violencia que tiene a este mundo en una guerra constante, en casa, en el edificio, en el barrio, entre ciudades, entre países... y como no tenemos sufi…

Responsabilidad

Imagen

Del miedo y otros virus que lo acompañan

Imagen
El miedo es una cosa peligrosa. Digo “cosa” porque hasta tiene consistencia: se huele. Uno observa la situación del mundo y se pregunta: ¿cómo hemos podido llegar hasta aquí?(Según la ONU, 24.000 personas mueren de hambre cada día) Pareciera que estamos gestionados, allá donde vayas, por la mediocridad, por la codicia, por la cobardía, por el silencio conformista y abigarrado de los que callan asintiendo... por la "maldad"... Sin embargo, uno también se pregunta cuántos "malos", en número, habrá en este mundo para que hayamos llegado a este punto (En el mundo hay 21 países en desarrollo que gastan más en armamento que en la escuela primaria)y no creo que la cifra de “malos” oficiales llegue a ser considerable... las cifras nos dicen que cada día mueren por asesinato unas 1500 personas en el mundo... 1500 personas asesinadas, frente a 24.000 personas que mueren de hambre... No digo que la primera cifra sea pequeña, en absoluto, es más, es escandalosa a estas alturas…