El 34: frecuencia de descodificación en plena mutación


No es lo mismo poner atención al pensamiento, que poner atención a la identidad que piensa ese pensamiento.

En el segundo desdoblamiento la percepción de ambas cosas está pegada, de modo que me es confuso descubrir a mi identidad y verla tal y como es, para permitir su torsión, su desmantelación.

Sin embargo, a medida que podemos ir soltando más y más trenes lineales de pensamiento en nuestro plano 3 a los que antes solíamos montarnos, el vacío va operando cada vez más ese plano mental, y eso permite un espacio para comenzar a identificar más certeramente a la identidad que genera el pensamiento.

Mientras que si estamos plenamente identificados con ese foco que genera el pensamiento, rápidamente es muy fácil transgredir el diseño e ir a 3 a ronronear en la mente la búsqueda de soluciones de cualquier asunto que le preocupa a la identidad que no logro localizar.

Cuando puedo detectar como el FOCO del problema a la identidad que genera el pensamiento que busca soluciones, entonces la identidad empieza a ser escaneada por el vacío y pasa de ejercer de interferencia, a ejercer de puente.

La atención, entonces, es el rayo láser que escanea la identidad.

Cuando tengo 3 y 4 pegados, la identidad, como siempre hace, copia, hace de doble del vacío, y trata de escanear al pensamiento. Haciendo una observación a base de esfuerzos.

Cuando puedo darme cuenta de esa identidad que observa, entonces puedo empezar a acceder a esa atención que es el rayo láser del vacío y que, lo que escanea, es mi identidad.

Así vemos que vamos sacando capas de este segundo desdoblamiento, saliendo de niveles profundos de sueño, y accediendo a capas más despiertas del desdoblamiento.

Las letras correspondientes a 34, serían CD, lo que conocemos como un disco compacto, o compact disc, que vendría a ser un soporte de almacenamiento de datos. Los datos que contiene, han de tener una lógica que los desarrolle. La lógica es la que une a los elementos de información, de datos, que contiene el CD.

Digamos entonces que nuestro cerebro vendría a ser el soporte físico donde se instalan los datos a procesar por el individuo. Éstos pueden estar unidos por una lógica lineal de 4 divergente, basada en los programas evolutivos; o bien, como ahora estamos empezando a permitir, dejar sueltos los datos que contiene, para que puedan enlazarse a través de una lógica de plano 5, no lineal, que es inclusiva con los elementos que estaban unidos por la linealidad experimental.

La frecuencia 34, al poder permitirse ver por separado, los datos, y la identidad lógica que une esos datos, puede permitir también que esa identidad que unía los elementos, sea reseteada y sustituida por otra de calibre muy superior, que los une de forma convergente.

Así que, pasamos de tener un CD común, a tener un CE, que serían las siglas de la Comisión Europea. Europa, intuyendo el potencial que tiene como conjunto operando cada frecuencia de sus países en sus roles, inició la UE, y su órgano ejecutivo y legislativo, la CE. Toda Europa tiene códigos que comienzan por 3 o por 4. España, 34, sería una especie de bisagra de las frecuencias europeas.

Justamente, cuando España entró en la Comunidad Europea, tuvo que aceptar las condiciones que G.Bretaña le imponía acerca de Gibraltar. Veamos la importancia del 35 a nivel europeo, que se manifiesta en el concreto de los hechos político-económicos. 

España tiene así el potencial frecuencial de una mente que, al poder observar a la identidad (4) que genera el pensamiento (3), puede así permitir que la identidad que une los elementos con una lógica lineal, sea desmantelada y sustituida por una lógica de plano 5. Tiene el potencial de esa relación de 34 a 35, que otorga un punto de inflexión enorme en la percepción humana.

Por este motivo, tenemos dentro de la península a Gibraltar, con código 350, tomado por el 44, pues el inconsciente de 44 divergente, conoce el potencial que es una mente tomada por plano 5, y no por la lógica de 4. Si quiero seguir teniendo a la gente con un CD de datos unido por una lógica de 4, voy a abrochar el potencial 35 para que esto no suceda.

Pero ¿qué me impide a mí como individuo, liberarme internamente de esta cuestión? Pues justamente tenemos una ROCA (así llaman a Gibraltar, La Roca), en plano 4 que son los valores. Los valores son el gran broche que me impide ver con oxígeno y separación esta frecuencia 34 y, por tanto, permitir su mutación.


A medida que puedo detectarme mis valores como distorsión, sin juzgarlos, entonces tengo más y más oxígeno en esta frecuencia, puedo ver mejor “al que piensa”, al que genera el pensamiento, y ese simple VER desde Plano 5, va desmantelando toda la ROCA que impedía la oxigenación. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

52

Una IN-UTIL en la profesión

Desarrollo Lógico 2 : El MA-PA inconsciente de la Economía Particular