De cómo ser INCLUSIVO empieza por uno mismo

Cuando decimos que estamos en un proceso INCLUSIVO, muchas veces pensamos en la inclusividad con lo externo; sin embargo, muchas menos veces nos damos cuenta de que INCLUSIVO parte desde uno mismo.

Si observas con detalle aquellas energías que te resistes a sentir (ira, miedo, desagrado por otras personas, desagrado por uno mismo...etc.) son, sencillamente ENERGÍAS NO INCLUÍDAS en las que tenemos puesta la identidad. Están excluídas por nosotros mismos, por el rechazo permanente a que sean sentidas.

-”No quiero ser de esta forma”, “No quiero sentirme raro, o tonto, o ingénuo” “No quiero sentirme inferior”...etc. Esa energía que nos hace sentirnos de una determinada manera, al ser excluída, genera su propia experiencia, hasta que vuelve a ser incluída.

Sugerencia: observa con AMOR (1 13 16 19) a tus personajes internos, a aquellos con los que llevas peleando toda tu vida, porque no quieres ser así, o asá. Ser INCLUSIVO empieza por uno mismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

52

Una IN-UTIL en la profesión

Desarrollo Lógico 2 : El MA-PA inconsciente de la Economía Particular