Antes de hacer, sé libre de los "pesos" que lleva tu cabeza

Antes de hacer la comida, quítate el “peso” mental de hacer la comida: tu comida será exquisita.
Antes de hacer tu trabajo, observa el “peso” mental con el que vas a trabajar, y deja que el corazón se lleve este peso: tu trabajo será preciso.
Antes de hablar, observa el “peso” de tus juicios, y entrégaselos a tu corazón: tus palabras serán libres.
Antes de cambiar el mundo, observa el “peso” de tus miedos: te cambiarás a ti mismo.
Antes de hacer, sé libre de los “pesos” que lleva tu cabeza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza Ciega

Realidad Negada

Una IN-UTIL en la profesión