El valor de lo intangible

¿Qué valor le asignamos a lo que no vemos, a lo que no podemos tocar? En un mundo en el que lo material prima por encima de todo ¿podemos volver a devolverle a lo intangible la importancia que merece?

Hace ahora poco más de un año que la ley Sinde levantaba una agria polémica entre la población española. Más tarde llegó la SOPA norteamericana y su consecuente revuelo. Ninguna de estas leyes contempla la idea de generar conciencia sobre el trabajo que realizan los artistas, por lo que, desde mi punto de vista, lo único que pueden generar es el efecto contrario del que se debería esperar de medidas semejantes.

Una gran parte de la población no es consciente del trabajo que va detrás de una obra literaria, de una composición musical, o de una película, y la tarea de los gobiernos en este aspecto, debería ser la de acercar a esta parte de la población el conocimiento que necesitan para que sean conscientes de la gran tarea que requiere cualquier composición artística. La toma de conciencia, y no la imposición por ley, debería ser la principal opción a tener en cuenta.

El arte es un área tan importante como necesaria, en cualquiera de sus formas, para el crecimiento de la sociedad. El arte nos hace mejores personas. El arte enriquece a las sociedades con aquello que más necesitamos. Por eso, en estos tiempos de crisis en los que lo único que parece importar es el miedo y la adhesión a un puesto de trabajo fijo, la búsqueda de la seguridad... etc, ahora más que nunca es necesario que otorguemos al arte el valor que merece. Incrementar este área puede ser una importante vía también de crecimiento económico.

En la pestaña "Videos y Radio" el video "El valor de lo intangible", en el que hacemos un resumen de este tema, y también más abajo os adjunto un artículo que escribí en la columna Tinta Roja, de HispanicLA el pasado año 2010, en referencia a la ley Sinde.


http://www.hispanicla.com/tinta-roja-el-valor-de-lo-intangible-16999

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza Ciega

Realidad Negada

Una IN-UTIL en la profesión