Ir al contenido principal

"Haced lo que amáis, aunque tengais que morir por ello"

Hace unos años escuchaba una conferencia de Krishnamurti en la que les decía a un grupo de niños: "haced lo que amáis, haced lo que sentís en vuestro corazón, aunque tengais que morir por ello". Quedé impactada con aquellas palabras. Por aquel entonces aún trabajaba en banca, y mi corazón andaba berreando, gritando como un loco desesperado por hacer “cualquier cosa” que saliera de él. No importaba qué fuera, pero quería moverme por el corazón. Sencilla y llanamente. Sí, me gustaba escribir, me gustaban las terapias alternativas... pero daba lo mismo, la cuestión era hacer y dirigirme hacia donde aquella intensa sensación me llevara.

Estaba más perdida que una burra en un garaje. Tenía un batiburrillo de ideas espirituales en la cabeza, haciendo de macedonia con conflictos familiares graves. Sin embargo, en medio de todo aquel caos, “la llamada” era cada día más sonora. Supongo que si alguien pudiera haber grabado a mi  Ser esos días, andaría mirando al reloj y dándome golpes en la cabeza: “¡vamos, vamos... que es la hora, deja de zanganear!”, en fin, algo así como lo que José me decía todas las mañanas para despertarme y que fuese al banco a trabajar. ;)

Y ahí, en medio del ruido, en mitad del caos, entre las montañas arañando con los miedos, con el sufrimiento, con la tensión de escuchar a cualquiera menos a uno mismo... ¡bingo!, tomé la decisión de elegir el corazón, a cualquier precio. Recordé de nuevo las palabras de K “haced lo que amáis, aunque tengáis que morir por ello”, aún no estaba dispuesta a “morir”, pero un poquito sí, “bueno, mátame un poquito si quieres, pero no del todo...” Y así fue como José y yo nos lanzamos al océano de la vida. Él ya venía haciéndolo y era un excelente capitán; yo era una novata, pero ambos empezamos a dirigirnos hacia un destino completamente nuevo.

La cuestión es que, en cuanto tomé aquella decisión, empecé a VER claramente un montón de entendimientos sobre la Economía. “El chorro” bajaba en cualquier lugar, por inesperado que pudiera parecer... y libreta en mano había que apuntar. Me decidí entonces a organizar un libro, pues la información era mucha y algo dentro de mí sentía que era muy importante; sin embargo, mi cabeza, el programita “enano de la desvalorización” me susurraba: “¿tú? ¿cómo vas a mostrar tú a los demás algo importante?”, y entonces empezó la madre de todas las batallas: la que se debate entre los programas y el corazón; eso sí, el corazón no lucha, solo observa, y la mente, luchando consigo misma, cree tener un adversario al que puede vencer.

La cuestión es que hoy, casi tres años después de aquello, Mariela me ha enviado el vídeo que preparé entonces para explicar al público aquello que veía, y hoy, casi tres años después, he visto el valor de confiar en el corazón de uno.

Ya entonces el Ser me estaba susurrando lo que hoy veo más claramente, y aunque aún escuchaba a las interferencias del programa, el mensaje pudo salir a la luz. Simplemente entendí que no es cuestión de ser “elegido” para transmitir un mensaje, y que esa estúpida idea te lleva de un punto a otro del mismo programa (ahora me desvalorizo, ahora me creo un elegido). La cuestión es simple: tú, como célula única e irrepetible que pertenece a un Ser, igual que las células de tu cuerpo te pertenecen a ti; Tú, tienes una “función” que cumplir en el organismo del Ser. Tú, como célula enferma, te desconectas de tu Ser, y te sientes más perdido que un yonki en misa de diez, pero cuando empiezas a escuchar a tu corazón, no es más que el movimiento lógico y coherente que hacen las células cancerígenas cuando quieren volver a la salud. Simplemente dejar de buscar a fuera y recibir lo que les llega de su Ser.

Es sencillo, si la célula no cumple su función, enferma, no se siente “feliz”, por eso Tú no te sientes pleno/a, y por eso es tan importante atender a la resonancia, a lo que vibra dentro de uno, porque no es más que el marcador del Ser al que perteneces, que te está llevando a tu propósito.

Por eso, después de estos años, yo también sé que lo mejor que puede hacer uno es hacer lo que ama, incluso “aunque tengáis que morir por ello”.


Comentarios

Entradas populares de este blog

52

Día 9-9-2017
252, -113

Tras el terremoto en México (52) y con los huracanes en activo por las costas de EEUU (1) y las islas del Caribe (Cuba 53...etc), y supongo, huracanes y terremotos internos en cada uno de nosotros, me doy cuenta de la importancia de este movimiento de torsión (8,1-8,4) en el 52.

Hemos estado viendo estos días muy intensamente, la importancia de asumir y ad-mutar, tomar en propiedad mis sentires, que me hace percibir el inconsciente del circuito, la lógica que hay detrás de cómo están codificados mis circuitos. Esta toma de propiedad, en algún momento, la Tierra la tomó y ahora estamos viendo cómo es que lo hizo.

De una autonegación que nos lleva a poner toda la culpa fuera, o a cargarla internamente sin posibilidad de mutación, a un asumir el circuito para poder tomar conciencia y gestión de él, lo cual da la ad-mutación de la culpa y su funcionalización. Aprender a colaborar, a relacionarnos linealmente entre unos y otros, a través de tomar conciencia de la …

De cómo la negación tapa lo que debe ser visto

"Ya sabemos todos que el dinero es solo un medio y no un fin en sí mismo. Sin embargo, para el programa de supervivencia el dinero se convierte en un fin en sí mismo. De modo que si no vemos esto, estamos viviendo en la incoherencia de que, conscientemente nos decimos que el dinero es solo un medio, pero nuestro inconsciente, movido por el programa de supervivencia funciona sintiendo y viviendo la “realidad” de que conseguir dinero es su fin.

Esta incoherencia se produce porque los programas quieren imitar al original, y como desde la perspectiva del original, el dinero es simplemente un medio, el programa va a hacer como que no le importa el dinero, sin embargo, está tapando el mecanismo real por el que nos manejamos.

Todo el tiempo que el autoengaño está activo, es tiempo que tardamos en mutar algo que debe ser transformado, y es tiempo de mantenernos en el sufrimiento.

VER lo que está en las capas inconscientes solo se produce con un ejercicio de sinceridad con el programa. Si…

Los peligros en el sistema económico

Es impresionante a veces lo que nos aleja de la evidencia, el tratar de sostener nuestros argumentos. Sostener la veracidad de los modelos lógicos que utilizamos, sostener nuestras razones, porque sostienen, a su vez, estructuras económicas con las que las personas sobreviven.

Hoy leía esta noticia en la que se relaciona a la psicosis y la esquizofrenia con el consumo del cannabis. http://www.elcorreo.com/sociedad/mitad-jovenes-psicosis-20180324222948-nt.html?edtn=bizkaia Es decir, al “medio” que se utiliza para tratar de calmar un vacío, de sustituir un faltante, se le considera la causa del síntoma. No solemos ir a lo profundo de ese vacío, de ese faltante, como causa primaria del consumo de ese cannabis, sino que externalizamos los daños, porque es realmente conveniente para generar todo tipo de proyectos en los que se vende la curación de la adicción, lo que no hace más que abrir otras adicciones sustitutas. Adicto a los programas de salir de la adicción.

Con la enfermedad físic…