Ir al contenido principal

La Comparación: la llama que enciende la división



Pocos ingredientes conocemos que sean tan efectivos como la comparación a la hora de dividir relaciones, hacer fracasar empresas, amistades... etc.

Tan identificados estamos con ella, que lo hacemos de forma automática, y convencidos de que es algo “natural”. Entonces, en nuestras relaciones personales, utilizamos de forma habitual el: “yo te doy, pero tú no me das”, “yo hago, pero tú no haces”, “yo te doy todo mi amor, y tú no me correspondes en la misma medida”, o la mejor de todas “¡con lo que me sacrifico yo por ti!”... y otras tantas que utilizamos de forma inconsciente, convencidos de tener la razón. En definitiva, esperamos que los otros hagan lo que nosotros queremos. Una sutil forma de dominación que comienza en el pensamiento.

Un magnífico primer paso es detectar estos pensamientos como “intrusos”, pensamientos que nos mantienen en una situación de dolor, de víctima. Son pensamientos densos, tienen una carga pesada, oscura. Y lo más importante de todo: lo único que consigo manteniéndolos, es tener la razón. Los sigo alimentando convencido de tener la razón, entonces busco un “confidente” para contarle lo mucho que doy yo en comparación con lo que me da mi marido, o esposa, o pareja, o amigo... y ese “confidente”, por supuesto, me dará la razón, puesto que mi inconsciente sabe a quién busca, e irá a alguien que sabe que alimentará este torturado pensamiento. ¿Les suena de algo todo esto?

Como ya venimos diciendo, si uno elige tener la razón y alimentar y nutrir estos pensamientos compartiéndolos con los demás, este artículo no es para él/ella; pero si estás cansado de sufrir por estas razones, y eliges ser libre por encima de tener la razón, entonces, olvídate de tener la razón, olvídate de comentar tus desgracias con ningún confidente, y olvídate de compararte con los demás. Cada uno hacemos lo que hacemos. Que uno haga A, no implica que el otro tenga que hacer también A, es posible que el otro esté haciendo B, pero nosotros no lo vemos. Y quizás, y esto es lo mejor de todo, ese B que hace el otro, es justo lo que necesitamos.

Entrega limpiamente lo que des, de forma incondicional, sin esperas intermedias, sin intrusos. Si tienes intrusos, obsérvalos, no les des importancia, no te juzgues, simplemente obsérvalos, y terminarán por desaparecer. No es necesario obligarse a ser buena persona, sino simplemente ver cómo se deshacen los comportamientos distorsionados que nos llevan a comportarnos constantemente de forma errónea.

Comentarios

Entradas populares de este blog

52

Día 9-9-2017
252, -113

Tras el terremoto en México (52) y con los huracanes en activo por las costas de EEUU (1) y las islas del Caribe (Cuba 53...etc), y supongo, huracanes y terremotos internos en cada uno de nosotros, me doy cuenta de la importancia de este movimiento de torsión (8,1-8,4) en el 52.

Hemos estado viendo estos días muy intensamente, la importancia de asumir y ad-mutar, tomar en propiedad mis sentires, que me hace percibir el inconsciente del circuito, la lógica que hay detrás de cómo están codificados mis circuitos. Esta toma de propiedad, en algún momento, la Tierra la tomó y ahora estamos viendo cómo es que lo hizo.

De una autonegación que nos lleva a poner toda la culpa fuera, o a cargarla internamente sin posibilidad de mutación, a un asumir el circuito para poder tomar conciencia y gestión de él, lo cual da la ad-mutación de la culpa y su funcionalización. Aprender a colaborar, a relacionarnos linealmente entre unos y otros, a través de tomar conciencia de la …

De cómo la negación tapa lo que debe ser visto

"Ya sabemos todos que el dinero es solo un medio y no un fin en sí mismo. Sin embargo, para el programa de supervivencia el dinero se convierte en un fin en sí mismo. De modo que si no vemos esto, estamos viviendo en la incoherencia de que, conscientemente nos decimos que el dinero es solo un medio, pero nuestro inconsciente, movido por el programa de supervivencia funciona sintiendo y viviendo la “realidad” de que conseguir dinero es su fin.

Esta incoherencia se produce porque los programas quieren imitar al original, y como desde la perspectiva del original, el dinero es simplemente un medio, el programa va a hacer como que no le importa el dinero, sin embargo, está tapando el mecanismo real por el que nos manejamos.

Todo el tiempo que el autoengaño está activo, es tiempo que tardamos en mutar algo que debe ser transformado, y es tiempo de mantenernos en el sufrimiento.

VER lo que está en las capas inconscientes solo se produce con un ejercicio de sinceridad con el programa. Si…

Los peligros en el sistema económico

Es impresionante a veces lo que nos aleja de la evidencia, el tratar de sostener nuestros argumentos. Sostener la veracidad de los modelos lógicos que utilizamos, sostener nuestras razones, porque sostienen, a su vez, estructuras económicas con las que las personas sobreviven.

Hoy leía esta noticia en la que se relaciona a la psicosis y la esquizofrenia con el consumo del cannabis. http://www.elcorreo.com/sociedad/mitad-jovenes-psicosis-20180324222948-nt.html?edtn=bizkaia Es decir, al “medio” que se utiliza para tratar de calmar un vacío, de sustituir un faltante, se le considera la causa del síntoma. No solemos ir a lo profundo de ese vacío, de ese faltante, como causa primaria del consumo de ese cannabis, sino que externalizamos los daños, porque es realmente conveniente para generar todo tipo de proyectos en los que se vende la curación de la adicción, lo que no hace más que abrir otras adicciones sustitutas. Adicto a los programas de salir de la adicción.

Con la enfermedad físic…