Una IN-UTIL en la profesión

Una IN-UTIL en la profesión

Esa fue siempre la sensación profesional concreta. Desde la universidad hasta llegar a trabajar como administrativo de una pequeña empresa, pasando por la banca y otras tantas versiones de prueba-error. Una inútil completa. Imposible adaptarme a comprender las líneas económicas que algunos de mis compañeros sí entendían. Inútil para cuadrar las cuentas de caja. Inútil para predecir los movimientos del mercado de valores. Inútil para ganar dinero en bolsa. Inútil para vender productos a los clientes. Inútil para ascender puestos en la jerarquía financiera...etc.

-¿Cómo crees que evolucionarán los ratios del mercado en el próximo semestre?
-Ains? mande?
Nooooo, me dije, esto no es lo mío. Me esforcé una y mil veces por adaptarme, por hacer “con que sí sabía”, para no sentirme excluida en las reuniones con los compañeros que llegaban con su traje y su portátil, interesados por el índice Dow Jones después de las palabras del jefe del Tesoro en USA.

Noooo, definitivamente no. No sé cómo se hace eso. Intento encajar por aquí, y no puedo, intento encajar por allá, y tampoco entro... Pero quiero que me incluyan!!!!! Sí, déjenme entrar en su grupo!!! en el grupo de los que saben y se ríen de las bromas con los gráficos y conocen lo que hizo Adam Smith a los 14 años. Quiero que me incluyan!!!! como esos chicos que al acabar la universidad se quedaban allí investigando, para hacer un doctorado... yo quería el resultado, pero no quería pasar por el proceso. Quería el reconocimiento, pero no era capaz de pasar el cuadro a cuadro que pasaban ellos. Quería escalar puestos, pero no podía saltarme la cadena de valores necesaria para atravesar límites en el ascenso.

Definitivamente no me adapto. No conozco ese mecanismo que conocen ellos. Y cuanto más intento adaptarme, más estúpida le resulto al entorno.

Para mí, lo único interesante en realidad, siempre fue la VIDA, el ser humano, los comportamientos, respirar, jugar, amar, llorar, doler, reir... cómo me relaciono, qué siente alguien cuando le abandonan, qué se siente cuando te miran y se enamoran, qué se siente cuando te miro y me enamoro... sí, un ser humano muy emocional... ñoña, seguramente... pero así es.

No, no puedo ofrecer consejo sobre cuáles son las empresas mejor situadas en bolsa, tampoco puedo ofrecer consejo fiscal, ni contable, ni cómo mejorar tu vida ecónomica para que tengas abundancia y, de repente, todo te vaya bien. No sé cómo se manejan las altas esferas para establecer sus complejos análisis en los que deciden después las políticas...; sin embargo, lo que sí que he podido hacer es ir encontrándome con una perspectiva de la economía que tiene que ver con el ser humano. Poco a poco se va mostrando, a fuego lento, cómo está absolutamente relacionado. Cómo cada movimiento económico me habla de movimientos abstractos desde los cuáles se gesta, con una lógica que aún estamos comenzando a atisbar, por retazos.

¡Ah, claro!... esto tiene que ver con el consumo, cómo distribuyo lo que genero... quién lo genera, cómo lo hace, qué es generar?? preguntas que se abren y que la vida contesta. Y que uno, a veces, estando atento, entra a comprender algo más.

Cada vida responde a sus propias preguntas. Nadie puede responderte a tus propias preguntas, obviamente, pero sí podemos dejar que la sangre fluya de unos órganos a otros, y abrirnos la posiblidad de la perspectiva unos a otros. 

Así que, sí, soy una inútil profesional. No cuenten conmigo para llevarles las cuentas, tengo una amplia capacidad para descuadrar. 


Pero algo sé que esa inútilidad me ofrece, y es la capacidad de tener acceso a la perspectiva que observa lo intrínsecamente relacionados que están los movimientos económicos con aquella capacidad de adaptarse o no al contexto. Y no es que ahora, de repente, uno tenga que enorgullecerse de ser un inútil lineal, sino que, simplemente, tenemos la ocasión de abrir la perspectiva a otro tipo de utilidad. Ah si!!! Ahí sí se va acomodando algo... ahí si se me despierta un interés genuino... ah! si! ¿cómo es que funciona eso? wow... quiero investigar más... ¿comparto esto? si. ok, investigamos juntos... qué bueno!... ¡lindo laburo! (que diría un argentino)

En realidad, todos somos inútiles en ciertos campos, y todos somos adaptables a otros tantos. De modo que todos conocemos estas sensaciones en uno u otro ámbito. 
  
Es posible que te sientas un inútil en tu profesión lineal, quizás es momento de abrirse a nuevas preguntas, y soltar la pelea y el esfuerzo y el sacrificio.... y la fusta para fustigarse, porque yo no puedo, porque yo no.... ¡¡¡YA!!!...

Todas las fórmulas tienen su utilidad, el doctor en física, el industrial, el constructor, el barrendero, el terapeuta...etc. Tienen una utilidad lineal, y una utilidad no lineal. Quizás en un momento te cansaste de la utilidad lineal exclusivamente, y empieces a sentir esto que describo aquí. Quizás siempre lo sentiste, o quizás nunca lo sientas. TODO está bien, porque de todo se nutre la realidad. Simplemente, este artículo está escrito para que, cualquiera que sea la posición que esté tomando tu ficha de puzzle en este momento, si te sientes un inútil tengas la ocasión de abrirte a una perspectiva que incluye otro tipo de finalidad, y no te pases mucho tiempo enredándote en el laberinto de la comparación lineal.


¿Qué utilidad no lineal tiene aquello que en lo lineal no soy capaz de llevar a cabo con facilidad?





Comentarios

  1. Qué pregunta!!! Ahora me los estoy preguntando. Muchas Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

52

Desarrollo Lógico 2 : El MA-PA inconsciente de la Economía Particular