Sin esperanza se vive mejor

Si crees que serías feliz si "algo" externo te sucediera, piensa en la cantidad de cosas que ya tienes y deseabas en el pasado, y sin embargo, ese deseo de "más" sigue estando ahí. Mientras ese ansia por algo "más" esté ahí, se seguirá proyectando en nuevas ilusiones. No hay nada externo que colme nuestras expectativas. La ilusión por un "futuro mejor", la esperanza de un "mañana", no es más que una idea, y es precisamente esa idea la que impide que veamos lo que ya está aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

52

Una IN-UTIL en la profesión

Desarrollo Lógico 2 : El MA-PA inconsciente de la Economía Particular