Ir al contenido principal

DAR SE


Cuando das con la finalidad de recibir (reconocimiento, cariño, pertenencia, aprobación, validación...etc.), llegará un momento en que, al no recibir, uno cree que está “dando de más”, “que es tonto por dar a quien no lo merece”... etc... y quizás tenga razón en la superficie, pero en lo que sucede en lo profundo, es que está teniendo una finalidad no vista. Creía que estaba “dando de corazón”, pero estaba dando para recibir.

La cuestión no es cuánto das, sino desde dónde das. Porque ese “desde dónde”, si no recibe, va a acabar culpando al afuera de que no le da lo que merece, de que no es visto, no es tenido en cuenta. Simplemente, no me veo, no me tengo en cuenta, y doy para recibir atención, aprobación, cariño... necesito que el afuera me diga que soy lo que yo mismo no puedo ver de mí, y si no la recibo, es “el otro” el culpable de no reconocer mi valía, valía que, yo mismo no puedo ver y por eso “obligo” al otro a que me reconozca.

La generosidad de quien se posiciona en su valencia, es inagotable, porque se ve a sí mismo, se incluye primero, puede ir viendo la infinita posibilidad que a través de sí se manifiesta, y la finalidad de su “dar”, cuando “da”, es la de expandir su conciencia y poder expresar aquello que percibe, asombrado, que lo atraviesa.

No tiene miedo a “dar de más”, porque no está esperando una validación a cambio. Tiene un SE, un saber del valor que lo trasciende y que se expresa a través de sí.

Y el dar más importante de todos, el DAR SE cuenta. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Los peligros en el sistema económico

Es impresionante a veces lo que nos aleja de la evidencia, el tratar de sostener nuestros argumentos. Sostener la veracidad de los modelos lógicos que utilizamos, sostener nuestras razones, porque sostienen, a su vez, estructuras económicas con las que las personas sobreviven.

Hoy leía esta noticia en la que se relaciona a la psicosis y la esquizofrenia con el consumo del cannabis. http://www.elcorreo.com/sociedad/mitad-jovenes-psicosis-20180324222948-nt.html?edtn=bizkaia Es decir, al “medio” que se utiliza para tratar de calmar un vacío, de sustituir un faltante, se le considera la causa del síntoma. No solemos ir a lo profundo de ese vacío, de ese faltante, como causa primaria del consumo de ese cannabis, sino que externalizamos los daños, porque es realmente conveniente para generar todo tipo de proyectos en los que se vende la curación de la adicción, lo que no hace más que abrir otras adicciones sustitutas. Adicto a los programas de salir de la adicción.

Con la enfermedad físic…

Ri-que-za

Lo importante no es lo material, es el amor”... hermoso ¿no? o pasteloso, dependiendo de quien lo mire. Tenemos infinidad de frases que, si bien apuntan a algo sólido, si no tenemos la base real de aquello a donde apuntan, se convierten en una contradicción en el ser humano, que, si bien parece creer en ellas, no se corresponde la coherencia con su realidad.

El acceso a tener conciencia de los parámetros lógicos que conforman el espacio-tiempo es algo completamente diferente, porque nos ofrece bases sólidas para reconocer que la Riqueza (101) es, efectivamente, el acceso a esta conciencia espacio-temporal, y no los elementos materiales que tengo en el contexto. No es un convencimiento, no se precisa “creer” en ello para “crear”. Quien resuena y tiene esta disponibilidad, va a encontrar un Interés profundo, apabullante, por este tipo de invitación a descubrir lo que hay detrás de la construcción de su vida, del espacio-tiempo, aunque no entienda muchas cosas. Abrirse al futuro implica…

Poker Face

Poker Face
Carita de Poker...

“Memorias de cuando Me moría de Ri-sa”


La importancia del tema del “intermediario represor” que busca cambiar de lógica por NEGACIÓN de la lógica de pasado, es un tema que en estos momentos me fascina y quiero ir compartiendo... puede que sea un libro... ya se verá...
Comencemos con un ejemplo: mi hermana mayor siempre contaba una anécdota del cole.  Al finalizar una clase de gimnasia, encontraron en los vestuarios unas zapatillas de deporte que alguna niña se había, al parecer, dejado olvidadas. Entre ella y otras amigas, se quedaron un buen rato partiéndose el culo (traducción: mucha mucha risa) de la despistada que se había dejado las zapatillas en el medio de los vestuarios. Cuando mi hermana llegó a casa mi madre le preguntó: “¿Y tus zapatillas?”... y como diría Lady Gaga, mi hermana se quedó “poker face”, con carita de poker y una anécdota que contar, con la que nos reíamos una y otra vez.
Esto me da pie a poder mirar con ternurilla a ese figurín que s…