Ir al contenido principal

El Espíritu Económico es Uno Mismo






Hablar de Espíritu Económico no tiene división con el resto de campos de la vida, sino que la misma naturaleza del fluir económico se puede aplicar a todo ámbito. Por ejemplo, el Espíritu Económico fluye cuando elegimos el tiempo que deseamos y sentimos pasar con alguien, también cuando elegimos a las personas con las que sentimos que queremos estar; al mismo tiempo es hablar lo necesario, sin utilizar palabrería de más, ni hablar de menos por temor; es también economizar las emociones, dejándolas ser libres y fluir en su camino, atendiéndolas y prestándoles atención con total sinceridad; es no pretender ser quienes no somos, con una imagen idealizada de quienes querríamos ser o del modo en el que queremos ser vistos; es también dar lo mejor de uno mismo, sin sufrimientos ni sacrificios; son las notas justas y precisas que componen la sinfonía que transmite la belleza; es la pincelada precisa, la sonrisa sincera, el agradecimiento que sale del corazón; es mirar a quien tenemos cerca y poderle decir con seguridad: “eres la persona con la que quiero estar en este mismo momento y en este mismo lugar”. El exceso y el defecto de todas estas cosas, nos muestran, a través del sufrimiento y el dolor que nos producen, que no las estamos economizando a la medida de lo que somos y lo que sentimos, sino a la medida de una imagen que creemos que tenemos que ser.

Es sencillo comprobar en nuestra propia vida, cómo cuando uno comienza a fluir haciendo aquello que su corazón le invita a hacer, comienza a fluir económicamente de forma distinta. Cada pequeño detalle, cada pequeño o sencillo acto de relación con los demás, con el mundo, con los actos de la vida cotidiana... etc. transforma nuestra relación con el dinero. Cada miedo que dejamos de lado, cada preocupación que ignoramos, cada atención que prestamos a lo que late auténticamente en nuestro corazón, son diques que se van del flujo económico interno. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los peligros en el sistema económico

Es impresionante a veces lo que nos aleja de la evidencia, el tratar de sostener nuestros argumentos. Sostener la veracidad de los modelos lógicos que utilizamos, sostener nuestras razones, porque sostienen, a su vez, estructuras económicas con las que las personas sobreviven.

Hoy leía esta noticia en la que se relaciona a la psicosis y la esquizofrenia con el consumo del cannabis. http://www.elcorreo.com/sociedad/mitad-jovenes-psicosis-20180324222948-nt.html?edtn=bizkaia Es decir, al “medio” que se utiliza para tratar de calmar un vacío, de sustituir un faltante, se le considera la causa del síntoma. No solemos ir a lo profundo de ese vacío, de ese faltante, como causa primaria del consumo de ese cannabis, sino que externalizamos los daños, porque es realmente conveniente para generar todo tipo de proyectos en los que se vende la curación de la adicción, lo que no hace más que abrir otras adicciones sustitutas. Adicto a los programas de salir de la adicción.

Con la enfermedad físic…

In versión (fragmentos del libro "Conciencia Económica Impersonal"

In-versión

Desde que decidí poner el punto de atención en la Economía, desde esta perspectiva de LGC, mi realidad y mi contexto comenzaron a movilizarse mucho. Durante un tiempo tuve la posibilidad de experimentar bastante abundancia económica, y durante otro, una gran escasez, que es la que me ha ido llevando a tener más conciencia de cómo es que se mueven los flujos económicos y, sobre todo, a tomar conciencia de que a través de mi propia economía podía comenzar a percibir muchísimos comportamientos automáticos que me estaban causando gran sufrimiento.

Cuando estaba experimentando la escasez en forma digamos, más o menos inconsciente, me fui dando cuenta que sentir ese pánico plenamente me traía un acceso de conciencia cada vez mayor. Permitirse sentir ese miedo, según veo, es mucho más sencillo cuando uno tiene en cuenta la paradoja de que existo y no existo a la vez. Incluir a la no existencia en esta ecuación, nos permite sentir más plenamente lo que sucede en la existencia.

Algui…

Ri-que-za

Lo importante no es lo material, es el amor”... hermoso ¿no? o pasteloso, dependiendo de quien lo mire. Tenemos infinidad de frases que, si bien apuntan a algo sólido, si no tenemos la base real de aquello a donde apuntan, se convierten en una contradicción en el ser humano, que, si bien parece creer en ellas, no se corresponde la coherencia con su realidad.

El acceso a tener conciencia de los parámetros lógicos que conforman el espacio-tiempo es algo completamente diferente, porque nos ofrece bases sólidas para reconocer que la Riqueza (101) es, efectivamente, el acceso a esta conciencia espacio-temporal, y no los elementos materiales que tengo en el contexto. No es un convencimiento, no se precisa “creer” en ello para “crear”. Quien resuena y tiene esta disponibilidad, va a encontrar un Interés profundo, apabullante, por este tipo de invitación a descubrir lo que hay detrás de la construcción de su vida, del espacio-tiempo, aunque no entienda muchas cosas. Abrirse al futuro implica…